La «nueva normalidad» para los influencers

Llevo cerca de un año oyendo y leyendo en todas partes que el «boom» de los Influencers llegaba a su fin, mientras que, siendo consumidora de sus contenidos, he visto cómo todos ellos tenían cada vez más y más campañas de prácticamente cualquier sector en todo este tiempo, así como clientes demandándolos en sus estrategias de marketing digital. No he terminado de creerme que esto fuera a cambiar realmente hasta estos últimos días.

Durante el confinamiento he observado cómo todos ellos trataban de reinventarse, con más o menos suerte: sea promocionando la comida que les llega a su casa, en lugar de ir a restaurantes; comunicando lanzamientos de productos en sus casas, y no en los eventos exclusivos a los que suelen asistir, marcas que los animan a hacer recetas con sus hijos, y así un largo etcétera…

Todos tememos a la “nueva normalidad” que, sin darnos cuenta, ya estamos empezando a vivir. Pero ¿y ellos? Sus contenidos se han consumido estos últimos meses más que nunca y, como todo el sector, con unas audiencias estratosféricas. También han sufrido la caída de la inversión, siendo esta, además, en muchos casos, su principal fuente de ingresos.



Ahora estamos en un momento en el que todos ellos, con mejores o peores cifras, han tenido que hacer el mayor esfuerzo para mantener a una audiencia entretenida que, debido al confinamiento, estaba más aburrida que nunca y, como consecuencia, aquel que no ha “estado a la altura” ha salido perjudicado frente al que ha sabido entretener a sus seguidores y atraer nuevos miembros a su comunidad.

Parece que la nueva normalidad para ellos debe ser volver a sus orígenes, ser más cercanos que nunca para unos seguidores que miran con lupa si se ponen la mascarilla o si sus reuniones cumplen la normativa de turno, y que también han tenido mucho tiempo para evaluar su contenido. En definitiva: para resistir, mantenerse, y crecer en audiencia, tendrán que adaptar sus campañas a unos usuarios que cada vez serán más exigentes, en todos los sentidos.

Laura Camazón, Digital Manager de EQUMEDIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *