La externalización de las llamadas

La emisión y recepción de llamadas es un proceso muy relevante para cualquier compañía que preste servicios o comercialice productos, tanto en el caso de aquellas dirigidas al cliente final como en el de las que venden a otras compañías. Desde la captación de clientes mediante el telemarketing hasta el servicio postventa, pasando por cuestiones como la atención al cliente, las llamadas telefónicas son una actividad imprescindible para todas las empresas, más aún si se trata de un servicio o producto dirigido a consumidor final (B2C).

La emisión y recepción de llamadas es una actividad que implica contar con personal formado específicamente en la materia, que pueda dedicar la totalidad de su horario a la misma. Dependiendo del grado de desarrollo del propio negocio, el equipo dedicado a dicha labor deberá ser flexible, escalable, capaz de dimensionarse en función de las necesidades de la empresa.



Contar con un call center

Una de las soluciones más ágiles y eficaces para que la emisión y recepción de llamadas sea un valor añadido para la compañía y no una fuente de colapsos de cualquier tipo es la externalización del servicio a través de un contact center o call center.

El call center será capaz de dotar a la marca de soluciones flexibles en términos de equipo humano, horas de dedicación o incluso análisis de resultados. Externalizar este tipo de servicios beneficiará a muy diferentes departamentos:

– Para los departamentos de recursos humanos, la externalización de la emisión y recepción de llamadas permitirá liberar esfuerzos a la hora de escalar los equipos de atención al cliente o servicio postventa, evitando colapsos en la búsqueda y captación de empleados.

– Para un departamento comercial o un equipo de ventas, contar con un call center tendrá el potencial de agilizar su labor, ya sea en concertación de visitas comerciales o el cualquier otro trabajo de back office o administrativo. Esto permitirá a los agentes comerciales contar con más tiempo para llevar a cabo su labor, liberándolos de carga administrativa.

– Para los equipos de marketing y comunicación, un contact center puede suponer también una mejora en cuanto a tiempos, ya que, además de las llamadas, podrán externalizar cuestiones como la atención al cliente en redes sociales.

En definitiva, la externalización de servicios de contact center permitirá a las empresas liberarse de gran parte de la carga de trabajo con menor retorno para poder centrarse en aquellas cuestiones que aporten mayor valor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *