Estas son las líneas maestras que seguirá la publicidad digital en la próxima década

El año y la década apenas han abordado sus primeros compases, pero las previsiones sobre tendencias de toda índole no se han hecho esperar, augurando el futuro de diversos sectores como el publicitario. En este caso, ha sido Flashtalking la compañía que ha realizado un estudio que recoge precisamente las tendencias que creen que marcarán el devenir del sector de la publicidad digital de aquí a 10 años. Para el servidor de publicidad digital independiente, el futuro estará tremendamente condicionado por el ocaso de las “cookies” de terceros, junto a otros fenómenos enumerados a continuación.

En primer lugar, como acabamos de mencionar, el final de las “cookies” está más cerca que nunca y parece inevitable. Recientemente, Google ha sido la compañía encargada de dar un paso al frente, anunciando sus planes para restringir el uso de “cookies” de terceros en su navegador Chrome. Además, ha propuesto Google Privacy Sandbox como el nuevo estándar de la industria para proteger la privacidad de los usuarios, permitiendo siempre a los anunciantes diseñar eficazmente sus campañas y medirlas. El ejemplo de Google es un fiel reflejo del importante cambio que sufrirá la publicidad digital con la supresión de las “cookies”. A su vez, el documento elaborado por Flashtalking apunta que esta decisión apenas ha sorprendido en el seno de la industria publicitaria digital, ya que es una mera extensión de los pasos previamente recorridos por Apple con Safari y Mozilla con Firefox.



Al mismo tiempo, el informe de Flashtalking señala las posibles consecuencias y retos que plantea el paso dado por Google, dejando varios puntos clave para intuir el curso que tomarán los acontecimientos. Si bien es cierto que todavía no ha pasado nada, lo previsto es que anunciantes y reguladores den sus opiniones formadas y vinculantes sobre el asunto de las “cookies”. La idea es que todos los agentes involucrados lleguen a cierto consenso y encuentre una solución definitiva, que parece que se demorará más de dos años.

Independientemente, parece que la web abierta no desaparecerá. Google tiene como objetivo encontrar alternativas técnicas superiores a las actuales para entregar publicidad relevante, cumpliendo con la privacidad de los usuarios sin socavar la web abierta. Para procurar cumplir con estos preceptos, Google aún tiene un largo camino por recorrer. Las “cookies” forman parte de su infraestructura, hasta el punto de que las posibles modificaciones que sufra el funcionamiento de Chrome en este sentido serán visibles y de alto riesgo. No obstante, la herramienta Ads Data Hub de marketing de Google también está planteando inconvenientes a los anunciantes, pero no han repercutido en el consumidor final. Por lo tanto, el reto de los proveedores tecnológicos es que cuenten con la tecnología necesaria para dar servicio a anunciantes y agencias en un ecosistema sin cookies.

Por otro lado, Flashtalking profundiza en otros factores que caracterizarán el futuro de la publicidad digital. Parece importante recordar su pasado, en este caso que el primer anuncio online de la Historia cumplió 25 años en 2019. La industria, reconocida por su labor creativa, tiene ya casi tres décadas de incansable trabajo a sus espaldas, a pesar de lo que se siguen produciendo importantes tropiezos. La personalización y la relevancia de los anuncios ha ido en aumento gracias a los avances tecnológicos, pero el aspecto creativo ha quedado algo rezagado y descuidado.

Sin embargo, recientemente hemos podido observar grandes ejemplos del poder de la creatividad para mejorar el engagement entre consumidores y marcas, sobre todo durante la campaña de Navidad. El optimismo ha ido en aumento dentro del sector, ya que se espera cierto renacimiento de la creatividad en los anuncios digitales toda vez que las marcas sean capaces de reducir el ruido digital. Se producirá una vuelta al arte de contar historias mientras se anuncia un producto, dando por finalizada la etapa donde el bombardeo con anuncios intrusivos y aburridos era la tónica recurrente.

Por último, la transparencia alcanzará finalmente el estatus de aspecto competitivo para las marcas. Aunque Google y Facebook seguirán aglutinando la mayor parte del gasto en medios, cada vez más anunciantes buscan fórmulas eficaces de inversión publicitaria con los gigantes digitales. La tecnología publicitaria por fin está preparada para proporcionar los servicios requeridos para plantar cara a Google y suponer una alternativa real, siempre a través de una colaboración estrecha y unas integraciones significativas.

Esta propuesta cada día gana más adeptos, a pesar de los desafíos que han ido surgiendo en este sentido, sobre todo por la desaparición de las “cookies” de terceros. Aun así, ya existen soluciones para resolver estos retos mediante diversas estrategias, como la medición sin “cookies” y otros enfoques más concretos sobre el targeting. Este panorama abre un abanico de oportunidades para las marcas que apuesten por poner en marcha ideas nuevas. En relación a esto, la transparencia será capital, la piedra angular que diferencia a los players que quieran ofrecer un valor añadido genuino a las marcas.

En definitiva, todas aquellas marcas, agencias y consultoras que consideren estar preparadas para mirar por encima del duopolio actual podrán innovar en temas de tecnología publicitaria. Además, podrán llegar a asegurarse una posición vanguardista en el desarrollo del panorama digital del futuro.

Vía: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *