El marketing con influencers podría estar a punto de agotarse

Durante los últimos años, la figura de los influencers en redes sociales ha sido el centro de muchas campañas de marketing. Aunque según los expertos, esto podría tratarse de una burbuja momentánea que no tardará mucho en explotar. Mientras que muchas marcas y sitios web se valen de influencers para ganar visibilidad, otros como el sitio web oficial de Roulette77 prefieren llamar la atraer visitantes ofreciendo contenido interesante.

Los influencers no siempre son lo que parecen

En la actualidad, la métrica que se suele usar para denominar a alguien como influencer es la cantidad de seguidores que tiene en una red social y el número de interacciones que consigue en sus publicaciones.

Pero muchas marcas se han encontrado con que no consiguen los resultados esperados en sus campañas, debido a que las audiencias e interacciones de los influencers que contratan no siempre son reales. Y es que hay servicios por Internet que se encargan de hacer crecer las cuentas de muchos aspirantes a influencer, llenándolas de falsos seguidores e interacciones ficticias. Aunque sus números parezcan impresionantes, las campañas no acaban generando la cantidad de ventas esperada.

Ante la imposibilidad de analizar realmente los perfiles de las redes sociales, las marcas están dejando de lado este tipo de campañas en favor de otras que les ofrecen mejores retornos de su inversión.

El movimiento al que todo el mundo quería unirse

Cuando aparecieron las primeras campañas con influencers se produjo un efecto reclamo. Las marcas querían sumarse a la moda y usar caras frescas de gente normal que mostrase que sus productos eran para la gente de a pie. Otro gran atractivo estaba en que estas campañas resultaban más baratas que otras opciones de publicidad tradicionales.

Y en el otro lado estaban los aspirantes a convertirse en influencers. Muchos jóvenes vieron que podían ganar dinero o conseguir artículos gratis por promocionarlos en sus redes sociales, e hicieron todo lo posible por conseguir representar a alguna marca. En muchos casos, su estrategia consistía en hacer crecer sus cuentas de manera artificial, como se explica más arriba.

El boom fue creciendo hasta el punto en el que cualquier red social de la actualidad está llena de usuarios haciendo publicidad. Y casi cualquier marca se vale o se ha valido de estos canales para intentar ganar visibilidad.



Agotamiento y estallido de la burbuja

Esto ha causado que una campaña con influencers ya no sea algo que llama la atención, porque hasta los negocios más pequeños las hacen. Y los clientes empiezan a estar cansados de ver tanta publicidad encubierta en las redes sociales. Llegando a un punto en que esta pierde toda efectividad y se vuelve molesta.

Por esto, muchos analistas se refieren a este movimiento como una burbuja que creció mucho en poco tiempo, adquiriendo unas dimensiones mayores a las que le correspondían. Y ahora, al estar agotándose, no tardará mucho en estallar.

Las alternativas al marketing con influencers

Mientras que las campañas con influencers ya no resultan originales y que el público ya no da credibilidad a las opiniones de los influencers, hay otras técnicas que no han perdido efectividad. Crear contenido escrito o audiovisual que resuelva las dudas de tus clientes potenciales genera confianza y puede ayudarte a incrementar las ventas.

Youtube está ganando terreno a plataformas como Instagram. Y muchos usuarios lo usan para buscar tutoriales o soluciones a sus problemas. Crear vídeos de calidad, fáciles de seguir y que contengan información útil hará que los espectadores descubran tu marca y sientan confianza hacia ella.

La idea detrás de esta estrategia está en que, una vez que el cliente potencial haya descubierto tu marca gracias a estos vídeos la recordará de manera positiva gracias a la ayuda prestada. Y cuando necesite un producto que tú ofreces, hay muchas probabilidades de que te elija a ti frente a la competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *