El influencer marketing teme ser fagocitado por la pandemia del COVID-19

La crisis emanada del coronavirus no ha pasado ni mucho menos de puntillas por el que era hasta hace poco el «niño bonito» de los marketeros: el influencer marketing. No en vano, el 84% de los influencers sientn a día de hoy amenazada su propia existencia, según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la agencia especializada en influencer marketing KMB Creative Network.

En su informe KMB Creative Network posó la mirada tanto en microinfluencers como en macroinfluencers a fin de pulsar su actual estado de ánimo y aventurarse asimismo en el porvenir del influencer marketing.

El COVID-19 ha metido el miedo en el cuerpo a los influencers porque por culpa de esta enfermedad ven peligrar muchos de sus proyectos. No en vano, el 68% de los prescriptores admite en el transcurso de las últimas dos semanas varios de sus trabajos han sido cancelados. Y en términos generales todos los influencers dan por cierto que la crisis tendrá un impacto financiero de primer orden en su negocio.

Conviene hacer notar, por otra parte, que el engagement de aquellos que tienen a bien seguir la andanzas de los influencers en las redes sociales ha pegado el estirón durante las últimas semanas. Al fin y al cabo, y condenados como están al confinamiento en casa, vuelcan más tiempo que antes en los social media.

¿Adiós al «postureo» en las publicaciones de los influencers?



El 82% de los influencers consultados en su informe por KMB Creative Network da cuenta de un mayor engagement por parte de sus followers en los últimos días. En el incremento del engagement influye no solo la cuarentena en casa sino también el hecho de que los prescriptores hayan dado fuelle al número de publicaciones vertidas en las plataformas 2.0. El 68% reconoce estar publicando contenido con mayor frecuencia en las redes sociales.

La crisis del coronavirus se está dejando notar asimismo en la manera (mucho más casera) en la que los influencers alumbran sus contenidos. El 91% confiesa que el contenido que publica a día de hoy en los social media está influido de manera inevitablemente por la reclusión en casa.

El denominado «home content» ha lavado la cara de los «feeds» de no pocos prescriptores, si bien el aumento del tiempo consagrado a la creatividad acaba superando en último término a la escasez de opciones.

Debido a la carestía de escenarios (más allá de su propia morada), muchos influencers están aumentado la producción de imágenes en movimiento, vídeos y contenidos en directoIGTV en particular se está beneficiando de esta tendencia al alza.

Los «feeds» de los influencers podrían sufrir una metamorfosis a largo plazo como consecuencia de la pandemia. En el futuro los prescriptores procurarán cobijo en sus posts a temas más sostenibles como el «mindfulness», la ética y la apreciación de las pequeñas cosas.

No pocos prescriptores son perfectamente conscientes de su influencia y de su responsabilidad en los momentos difíciles que vivimos. Y quizás sigan apostando por temáticas similares a las actuales en sus «feeds», despojados quizás para siempre de la frivolidad y el «postureo».

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *