El fenómeno de los influencers en tiempos de COVID-19

En una época en que los consumidores hemos estado confinados en nuestros hogares y el contacto social ha sido muy reducido, el contenido proporcionado por los influencers ha tomado la delantera y se ha posicionado en primera línea de esta nueva realidad cada vez más virtual. Así como otros canales se han mantenido en un segundo plano, sin la posibilidad de activarse debido al distanciamiento social, la influencia se ha situado en una posición única.

Durante este periodo de pandemia, en Ogilvy hemos identificado algunos cambios de tendencia que serán clave en el marketing de influencers que viene:

PIENSA A CORTO Y LARGO PLAZO. La influencia no debe verse como una solución para estimular las ventas rápidamente, sino que debería convertirse en un elemento clave dentro de tus estrategias marketing, ayudando a construir marca en tres horizontes temporales: ahora, pronto y más adelante.

RECUERDA QUE EL STATU QUO NO VA A VOLVER. No congeles el gasto en marketing que tenías previsto a la espera de utilizarlo para desplegar tus comunicaciones una vez que se levante el confinamiento. El COVID-19 va tardar en desaparecer. Y ya se ha demostrado que una estrategia así podría dañar a tu marca a largo plazo. Adáptate de forma ágil y crece en esta nueva realidad.

LA INFLUENCIA HIPERLOCAL Y EL APOYO A LA COMUNIDAD. O la importancia de influir para bien. Cuenta con influencers locales que impulsen un cambio real en la sociedad. Ahora más que nunca hay que utilizar la influencia para potenciar el compromiso social de las marcas. No dejes que las estrategias vayan solamente enfocadas a la comunidad digital, piensa cómo la presencia online puede empoderar a la comunidad offline y hacer que pasen cosas en el mundo real.



COMERCIO SOCIAL. Las redes sociales ya están permitiendo a los influencers vender a través de sus propios canales, que pueden convertirse una buena puerta de entrada a los consumidores.

ASEGURA QUE EXISTE UN VALOR AÑADIDO Y UN PROPÓSITO CLARO EN TODAS LAS COMUNICACIONES. Si ya sabíamos que las marcas deben estar siempre activas, ahora es más importante que lo que hagan sea relevante, trascendente. Lo mismo ocurre con las relaciones de influencia. Si solo se participa en las conversaciones que son importantes para la marca y con los influencers que comparten el propósito de marca, corremos el riesgo de ser percibidos como oportunistas.

CONSIDERA A LOS EMPLEADOS COMO INFLUENCERS. Utiliza todas las herramientas de influencia a tu alcance. Los empleados pueden ayudarte a transmitir los valores de tu marca. Además, la mayoría de las veces son la cara visible también en las comunicaciones externas de tu marca.

EXPERIENCIAS VIRTUALES. Colabora con influencers con el objetivo de acercar experiencias más enriquecedoras a los hogares de la gente y permitir crear relaciones aún más cercanas entre consumidores y marcas.

RELLENA EL VACÍO DE CONTENIDO. Los influencers han visto como sus colaboraciones con marcas desaparecían y han tenido que adaptar y gestionar ellos mismos el contenido que mejor conectaba con sus audiencias. Y lo han hecho rápido y bien. Es el momento de aprovechar esta relación tan directa que han establecido con los consumidores, para involucrarles en los procesos de creación y adaptación de contenidos de las marcas y hacerlos más cercanos.

Pepe González, Influence Marketing Manager de Ogilvy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *