«Antes muerta que traicionarme a mí misma», la influencer ‘Soy una Pringada’ enseña las claves para ser alguien en internet

Estíbaliz -Esty- Quesada, conocida en internet somo Soy una pringada (@soyunapringada), se hizo famosa cuando su vídeo metiéndose con los heterosexuales se hizo viral. En ese momento comenzó a crecer como la espuma en YouTube, donde actualmente cuenta con 302.000 seguidores. Su irreverencia, así como sus pocos pelos en la lengua, han hecho que esta creadora de contenido vasca triunfe dentro y fuera del mundo digital.

Por ese motivo, IAB Spain ha querido que Soy una pringada esté presente en su ‘Semana Inspirational 2020’, el evento de referencia del sector de la comunicación, la publicidad y el marketing que este año se celebra de manera 100% online. A través de una charla bautizada como ‘Existiendo en internet’ la influencer ha querido mostrar los tips que, para ella, son importantes a seguir si quieres ser alguien en la red de redes. Esty comenzó en su habitación en Bilbao comentando todo aquello que amaba y odiaba sin ninguna pretensión, ahora tiene en su currículum varias series, películas y libros de los que habla con orgullo.

Lo primero y más importante es «tener personalidad y algo que decir». En ese sentido, Soy una pringada ha querido dejar claro que los usuarios de redes sociales «no son tontos» y saben cuándo un creador de contenido habla de algo o hace algún challenge porque está de moda: «Tienes que hacer lo que te gusta siempre, no lo que le gusta a la gente. No intentes caer en los temas de conversación o challenges famosos porque no va a funcionar y se te va a ver el plumero. Eso a la gente no le gusta», ha señalado.



Ella no empezó con ninguna pretensión ni esperaba que este fuera a ser su trabajo pero ser fiel así misma ha ayudado a que esto ocurra. «Hay que ser siempre fiel a uno mismo. La gente me ha valorado por eso y por decir lo que me da la puta gana. Supuestamente hay una regla no escrita en internet que es que no te puedes meter con otros influencers, a mi eso me suda los cojones y lo he hecho», ha señalado.

Además, la influencer ha querido hacer una advertencia: «Cuidado con los engaños. Cuando te ven joven creen que no sabes una mierda y te quieren timar. A mi me ha pasado mucho». Una experiencia así tuvo cuando estaba rodando su web serie, Looser,: «Quería que fuera mía y dar un mensaje muy claro que la televisión mainstream no estaba dando. Lo que me encontré fue a ‘viejos chochos’ que no me dejaban. Aún así, pelee para poder hacer lo que quise pero fue bastante infierno». Eso sí, la serie en cuestión fue lo más visto de la plataforma donde está alojada.

Otro de los consejos que ha querido dar Esty es que, por mucho que seas el protagonista, no eres mejor que nadie: «No eres más importante que nadie, ni el de sonido ni la gente de catering. En un equipo si alguien falla, fallan todos. No te creas la hostia, no estás salvando vidas en un quirófano. Al final, si te comportas mal y hacer el circo no te volverán a llamar, que influencers hay 4.500, y tú te quedarás fuera. Hay que tratar bien al equipo y respetar a la gente que te está pagando», ha aclarado.

Ahora se ha profesionalizado y hace más cosas que grabar en su cuarto vídeos para YouTube: » Me pagan por comunicar y hago cosas muy guays que nunca pensé que podría hacer siendo yo». Eso sí, sabe que si una marca quiere convertirla en algo que no es, no trabajará para ella: «Antes muerta que traicionarme a mí misma».

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *