8 tendencias que serán la jugosa media naranja del influencer marketing en 2021

Lejos de ver marchitada su influencia como consecuencia de la pandemia del coronavirus, los influencers han visto florecer su popularidad en las redes sociales durante los últimos meses.

En 2021 el influencer marketing seguirá en la cresta de la ola. Esta disciplina abocada, al fin y al cabo, a convertirse en una industria valorada 15.000 millones de dólares en 2022.

Durante los próximos 12 meses el influencer marketing surfeará las tendencias que disecciona a continuación Later en su blog:

1. El contenido en formato vídeo será definitivamente el rey

Con la creciente popularidad de TikTok y la introducción hace unos meses de Instagram Reels, el vídeo se pegará como una lapa a las estrategias de los influencers en los meses venideros.

Cuando se arrojan en los brazos del vídeo, los prescriptores ponen contenido más auténtico, más humano y con mayor potencial desde el punto de vista del engagement en manos de seguidores.

El vídeo es una fenomenal herramienta para los influencers a la hora de interactuar con su audiencia a un nivel más profundo y brindarle asimismo un valor añadido.

2. Diversidad e inclusión al poder

En 2020 el activismo social cobró un rol protagonista y al tiempo que lo hacía dejaba notar también la alarmante ausencia de diversidad en el influencer marketing.

Por eso es previsible que en los próximos meses las marcas tomen nota de las crecientes voces críticas que echan en cara al influencer marketing su falta de química con la diversidad y sean más inclusivas en sus colaboraciones con los prescriptores.

Para que el influencer marketing tenga un pátina más inclusiva no bastará, no obstante, con que aumenten las colaboraciones de las marcas con prescriptores diversos.

La diversidad y la inclusión deben estar firmemente imbricadas en el ADN de las marcas, que no pueden ni deben conformarse con ser más diversas e inclusivas en sus colaboraciones con influencers (y nada más).



3. La estética «no-edit edit» evolucionará

La autenticidad en los social media es vital para construir sobre cimientos sólidos comunidades digitales y esta tendencia ha terminado permeando también la estética de los contenidos que se abren paso en Instagram.

En 2021 más influencers harán suya la tendencia #nofilter y editarán solo sutilmente su fotografías para instilar mayor autenticidad y espontaneidad en los contenidos que comparten en las redes sociales.

Parece, por lo tanto, que los días de estilismos artificialmente pluscuamperfectos en Instagram pasarán definitivamente a la historia en esta red social.

Seguirá habiendo, no obstante, muchos influencers que cuidarán al milímetro la estética de sus contenidos en Instagram. En todo caso, las imágenes bonitas ya no bastan para conectar con la comunidad en esta red social. Son necesarios también poderosos «captions» y llamadas a la acción (CTAs) para espolear el engagement de la comunidad.

4. Conexiones más profundas y contenido entreverado de valor

En 2020 muchos influencers tuvieron a bien salir de su particular y perfecta burbuja 2.0 para compartir un poco de «yo» real con sus seguidores.

Y durante los próximos meses los prescriptores seguirán trabajando en el desarrollo de conexiones y relaciones más profundas con sus «followers» desgajándose para ello de todo tipo de artificio y mostrando su verdadera personalidad.

Los influencers se acercarán a su audiencia llevando a cabo sesiones de preguntas y respuestas, compartiendo «memes» y dejando entrever el lado menos glamouroso de sus vidas.

El objetivo no es otro que generar así interacciones de calidad con la comunidad y estrechar lazos con ella agasajándola con contenidos que resulten realmente de su interés (y pensando quizás un poco menos en la monetización de tales contenidos).

5. Adiós a las aventuras de una sola noche en el influencer marketing

En 2021 las marcas y los influencers dirán adiós a las aventuras de una sola noche para cimentar relaciones más largo plazo. A fin y al cabo, un publicación aislada no basta para poner resultados contantes y sonantes en manos de las marcas. Se necesitan en realidad entre 6 y 8 publicaciones.

Las colaboraciones a largo plazo entre marcas e influencers son además un «win-win» para una y otra parte porque se genera así mayor confianza, que es vital tanto para los anunciantes como para los prescriptores.

6. Los nanoinfluencers y los nanoinfluencers coparán cada vez más focos

Los microinfluencers (aquellos con menos de 100.000 «followers») ponen fenomenales resultados en manos de los anunciantes porque disfrutan de índices de engagement mucho más elevados con su pequeña pero activa comunidad de seguidores.

De acuerdo con un informe de Fohr, los microinfluencers hacen gala del «engagement rate» más abultado (7%) en sus publicaciones en Instagram

En términos generales los prescriptores con menos de 25.000 seguidores se precian de tener más engagement independientemente de su género, su target y los temas que abordan en las redes sociales.

Por esta razón, y en tanto que los índices de engagement siguen cayendo en picado en Instagram, muchas marcas tendrán a bien posar sus ojos en microinfluencers y nanoinfluencers, cuyas tarifas son además para más inri mucho más económicas.

En 2021 muchos influencers pequeños pero «matones» protagonizarán probablemente su primer post pagado.

7. Surgirán nuevas plataformas y nuevas herramientas para creadores

TikTok ha ganado muchísima tracción en el último año como plataforma al servicio de los influencers y en 2021 seguirá sumando prescriptores (y también marcas) as sus dominios.

El potencial viral de TikTok se ajusta como un guante a las necesidades de las marcas ávidas de multiplicar los resultados de sus campañas de marketing sin tirar necesariamente la casa por la ventana.

En TikTok están recalando ya muchos influencers procedentes de Instagram. Es el caso de Mik Zazon, que acumula ya más de 800.000 seguidores en la app oriunda de China.

Por otra parte, es previsible que las redes sociales se pertrechen de nuevas herramientas para ayudar a los influencers a generar contenido (y también monetizarlo).

Hace poco Instagram anunció, de hecho, una serie de actualizaciones con el foco puesto en el «branded content», que aterrizará también en Reels.

8. Irrupción de nuevos formatos muy bien avenidos con los «shares»

Tanto marcas como influencers explorarán nuevos formatos y experimentarán con nuevas fórmulas creativas (análisis enraizados en datos e infografías, por ejemplo) para capturar así la  atención de la audiencia.

Cobrarán además aún mayor relevancia influencers virtuales como Miquela, que se jacta de contar con 2,8 millones de seguidores en Instagram.

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *