¿Cuáles son las claves para ganar un millón de euros? Un joven emprendedor explica cómo hacerlo

“De 0 a 1 millón”. Así se llama el curso que ha puesto en marcha Álex Huertas, un joven emprendedor reconocido por la revista Forbes en 2018 y que ha hecho de su caso de éxito una ‘biblia’ del emprendimiento para todo aquel que decida  montar su propio negocio desde cero o para quien ya lo tiene pero necesita darle un “empujón” adicional.

Huertas es cofundador de Northweek, una marca de gafas de sol creada en 2013 que, en su primer año de vida, logró vender más de 25.000 unidades. En el segundo, “ya estábamos ganando dos millones”, aseguró el emprendedor. En el tercero, su principal competidor, Hawkers, compró la startup manteniendo a sus fundadores en la dirección de la misma. Actualmente, los datos demuestran su éxito: en 2019 facturó ocho millones de euros y registró una media de ventas en torno a las 400.000 unidades al año.

Ahora, el objetivo de su nuevo proyecto es allanar el camino a los nuevos emprendedores para que ellos también logren facturar millones, dado que poner en marcha un negocio nunca es fácil y no está hecho para todo el mundo”, según cuenta Huertas a su público en los primeros minutos de su programa virtual.

Diez horas para aprender las claves de un negocio de éxito

En cuestión de diez horas repartidas a lo largo de ocho módulos diferentes, el joven de 27 años expone su historia como emprendedor, cuyos primeros pasos arrancaron siendo todavía un adolescente en el instituto, cuando los proyectos online estaban aún en una fase muy inicial en España y quedaba todavía mucho camino por explorar. “He comprimido todo lo que a mí me gustaría haber sabido antes de empezar, porque nosotros nos dimos muchos golpes. Perdimos mucho dinero y tiempo en procesos inútiles que no funcionaron”, señaló Huertas.

El confinamiento fue el gran impulsor del programa de formación desarrollado por Huertas pues, aunque hacía años que la idea rondaba la cabeza del joven emprendedor catalán, éste no tenía apenas tiempo para dedicarse a trabajar en ello.

Al verse encerrado en casa, con las ventas de su negocio cayendo y toda la distribución paralizada se lanzó a crear un guion que recogiese “paso por paso”, como si de una autobiografía se tratara, todas sus peripecias en el mundo del emprendimiento, para que sirviesen de guía a quienes, como él, quieren vivir de su propio negocio.

Tras dos meses de trabajo y muchas horas de escritura, finalmente vio la luz un documento de más de 300 páginas, que posteriormente grabó para que así “todo el mundo desde su casa lo pueda consumir, a su ritmo”, relató. En diez horas de contenido, Huertas pone en conocimiento del usuario lo que supone fundar una empresa desde cero y las fórmulas clave para lograr su crecimiento y expansión futura. Es decir, no se centra en el progreso de un producto o una marca en concreto, sino que otorga las herramientas generales necesarias para que cada emprendedor logre potenciar su propia idea.

Entre las cuestiones que se abordan en el curso, Huertas explica cómo reunirse con inversores o “qué productos bancarios son los más interesantes cuando eres una pequeña startup”. También trata algunas cuestiones relativas a la contratación del personal, los problemas a los que se enfrentarán o la manera eficaz de convencer a otros para que se sumen a tu proyecto.

Uno de los errores más frecuentes es «pensar demasiado»

Según cuenta Huertas, el error más habitual a la hora de lanzarse a emprender es “darle demasiadas vueltas a las cosas”.  En su opinión, “todo el mundo peca de overthinking” porque hoy en día existe un exceso de información que conduce a un consumo abusivo de la misma, lo que termina bloqueando a la persona por completo y creando en ella un sentimiento de inseguridad que le hace «no atreverse a dar ni tan siquiera el primer paso por el temor a equivocarse”.

Aun así, Huertas es consciente de que en España el emprendimiento juvenil llega tarde porque a nivel educativo “nadie nos habla de ello casi hasta que llegas a Bachillerato, y tampoco te explican de qué manera hacerlo”. Por eso, animó a apostar por sus ideas a quienes sueñan con fundar su propia startup, sobre todo si son jóvenes, ya que tendrán «más oportunidades para fallar».

En cualquier caso, nunca es tarde y hay multitud de maneras de empezar de cero, aseguró Huertas. De hecho, él y su socio aprovecharon los ahorros que tenían de su proyecto anterior para fundar Northweek. “Si confías en ti mismo y crees en tu producto, no te tendría que dar miedo”, sentenció.


  • La gran diferencia entre motivo y excusa
  • 10 HÁBITOS QUE NO TE PERMITEN ALCANZAR EL ÉXITO
  • Datos clave sobre el consumidor que pueden aprovechar las marcas durante la pandemia
  • 3 formas de comenzar a utilizar el email marketing en tu tienda online
  • LinkedIn mejora con nuevas funciones: permitirá editar mensajes ya enviados
  • La importancia de las audiencias en Facebook Ads
  • Los podcasts, un canal publicitario todavía «crudo» con potencial para ser muy sabroso
  • ¿Qué tipo de infoproducto debes usar?
  • Las pymes que venden sus productos en la plataforma registraron en el Amazon Prime Day las mayores ventas de su historia
  • 5 herramientas online para reducir el tiempo que gastas en el email
  • Cómo monetizar un blog y vivir de él
  • Ideas para aumentar el ticket medio en tu ecommerce
  • EL COVID-19 FRENA EN SECO LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE
  • ¡Hasta nunca éxito!: 3 estrategias para aprender a morder el polvo (sin ser un perdedor)
  • TikTok: ¿qué hay que meter en la coctelera para que una campaña haga «boom» en esta red social?

Emprendiendo desde los doce años

Huertas es cofundador de Northweek, una marca de gafas de sol creada en 2013, junto a su socio Héctor Rey, que en su primer año de vida logró vender más de 25.000 gafas.  No obstante, esta startup no fue su primer proyecto empresarial. Su relación con el emprendimiento se fraguó en el propio instituto cuando “con 12 o 13 años descubrimos lo que son las compras y ventas por Internet”, recordó. Entonces apenas había páginas web y la costumbre de adquirir productos online era bastante escasa.

Por un lado, “la gente tenía miedo de poner su tarjeta de crédito» y, por otro, «no existían los servicios de mensajería adecuados», de modo que para comprar por Internet era necesario recurrir a páginas internacionales de países como Reino Unido, Estados Unidos, Alemania o China, explicó Huertas. Sin embargo, él y su socio se dieron cuenta de las ventajas que este mercado ofrecía. Y, lo que en un principio comenzó con pequeñas compras para ellos mismos, se volvió de forma inesperada en una oportunidad de negocio.

Las primeras ventas fueron a su círculo más cercano de amigos y familiares que, al ver los productos que Huertas y Rey conseguían traer a España a precios inferiores que en la tienda física, se abalanzaron a pedirles artículos de todo tipo. Su compraventa incluía desde zapatos, fundas de móvil, cables de iPhone o mochilas hasta las famosas GoPro, que se pusieron tan de moda en aquel entonces, detalló Huertas.

Tal fue el nivel de acogida que, en una de las veces, aduanas les llamó la atención por la cantidad de mercancía que movían. En ese momento, fueron conscientes de que compraban y vendían “sin ningún tipo de control”, por lo que decidieron montar su propia empresa con todas las formalidades que conlleva. Con todo, esa primer experiencia “nos hizo ir aprendiendo mucho del mundo de Internet, y de las oportunidades de negocio que había en la web”, aseguró.

El poder del ‘boca-oreja’

De hecho, fruto de esa breve experiencia descubrieron su hueco en el mercado. En aquel momento, las marcas de gafas de sol se dirigían principalmente a jóvenes que, sin embargo, no se podían permitir costear sus elevados precios. Así que decidieron cambiar aquella situación y comenzaron a trabajar en su propia línea de gafas de sol que fuera más accesible para la gente de su edad. En cuestión de nueve meses, tras organizar su plan de empresa, y con el simple ‘boca-oreja’ consiguieron vender más de 1.000  gafas a los 30 días de salir al mercado.

Finalmente, el éxito fue tan grande y la competitividad con Hawkers «tan feroz» que ambas empresas decidieron «unir fuerzas para llegar más lejos».

GEMA SIFUENTES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll UpScroll Up