Si el teletrabajo se generaliza en otoño podría hundir el sector de la hostelería

Con el coronavirus, el número de personas que teletrabajan pasó del 5% a más del 35% en apenas tres meses. Aunque esta modalidad ha permitido la supervivencia de muchos negocios, su irrupción de está poniendo en peligro a todo un sector, la hostelería y, especialmente, a aquellos bares y restaurantes de las ciudades  que vivían hasta ahora de los desayunos y comidas de los trabajadores.

Según los datos oficiales de Hostelería de España, el 25% de los bares y restaurantes continúan sin abrir, y la mayoría de ellos están ubicados en zonas de oficinas y despachos. “El teletrabajo lleva años creciendo en muchos países y se estaba empezando a implantar en España antes del Covid-19. Sin embargo, la tendencia se ha acelerado mucho en muy poco tiempo y los hosteleros han perdido de un día para otro a miles de trabajadores que consumían en sus tiempos de descanso. La falta de este tipo de clientela está siendo un duro golpe para muchos autónomos”, explicó Emilio Gallego, Secretario General de la Confederación Empresarial de Hostelería de España.

Tal y como aseguró Gallego, en España muchos hosteleros dependen directamente de las consumiciones de los trabajadores de oficinas. Es por ello que, a pesar de que se hayan levantado la mayoría de limitaciones presentes en el Estado de Alarma, la nueva normalidad para ellos no termina de llegar. La mayoría de las oficinas continúan cerradas y sus empleados teletrabajando.

Desde la patronal de hosteleros piden que, “en la medida de lo posible”, los trabajadores vayan volviendo a la normalidad y se incorporen de nuevo a sus puestos de trabajo de forma presencial. “La supervivencia de muchos negocios ubicados en las zonas de productividad peligraría, y se verían obligados a cerrar sus puertas si persiste esta modalidad”, añadió el presidente.

El miedo es que la nueva ley de teletrabajo que está preparando el Gobierno y la experiencia que han obtenido muchas grandes empresas durante el confinamiento provoque que en septiembre muchos trabajadores continúen en sus casas y no acudan a sus oficinas o despachos. Si ya está siendo duro la caída del turismo, la extensión del teletrabajo en las grandes ciudades a la vuelta del verano podría ser funesto para miles de  bares y restaurantes que viven de los desayunos y de los menús.

Especialmente difícil está siendo la situación en las grandes ciudades. Así lo explicó un autónomo al frente de un bar en el centro de la capital: «Tengo mi restaurante rodeado de empresas y despachos a los que llevan meses sin venir a trabajar. Mis clientes siempre han sido los trabajadores, y sin ellos no puedo retomar mi actividad. El trabajo desde casa ha supuesto una caída tremenda para mi economía».

En Madrid la hostelería cae un 50% a causa del teletrabajo

Una de las comunidades autónomas con más zonas de oficinas y empresas es Madrid. Lo que supone también, que sea una de las ciudades donde más pérdidas experimenta el sector hostelero cuya clientela son trabajadores que, a raíz de la pandemia, desarrollan su actividad desde casa.

«Los negocios hosteleros ubicados en zonas de oficinas están experimentando pérdidas de hasta un 50% en su facturación a causa del teletrabajo», aseguró José Luis Armengol, portavoz de Hostelería Madrid. «Nuestro problema no está en cómo captar al público sino en que, directamente, no hay público. El teletrabajo fomenta que cada vez menos personas consuman en el exterior, con lo cual, no podemos facturar ni ingresar en nuestros negocios. Ha sido un shock enorme para los autónomos ubicados en estos focos de producción«, explicó Armengol.

A pesar de ello, el colectivo de autónomos hosteleros de Madrid reiteran que no están en contra de la evolución y el cambio hacia el teletrabajo. Tan sólo piden que se lleve a cabo de forma gradual y sin dejar caer al sector hostelero. «Por supuesto que las empresas tienen derecho a teletrabajar, pero también hay que tener en cuenta que esas decisiones afectan directamente, y de forma muy dura a la hostelería. Estaría bien que se nos apoyara en esta transformación que está sufriendo el mercado laboral», explicaron desde la asociación.

En Madrid, actualmente, entorno a un 35% de los hosteleros siguen sin abrir sus puertas. «Que la finalización del Estado de Alarma coincidiese con la época de verano en Madrid -la temporada más baja de la capital- unido a que muy poco porcentaje de trabajadores han vuelto a las oficinas, hace muy complicado sostener los negocios. Es preferible no abrir a arruinarte ante la falta de clientes«, concluyó un autónomo madrileño.


  • ¿Cómo organizar mi tiempo? 15 consejos prácticos para que apliques hoy mismo
  • ¿Tienes miedo al futuro? Descubre cómo superarlo
  • El Santander sigue apostando por las startups e invierte 200 millones de dólares más en el fondo Innoventures
  • 3 claves para la supervivencia de los retailers
  • Contenidos, si no los creas es porque no quieres
  • ¿Por qué los autónomos se jubilan más tarde que los trabajadores asalariados?
  • ¿Que es el drop servicing?
  • El 91% de los responsables de Marketing buscan influencers con audiencias relevantes para sus marcas
  • El éxodo inverso: el coronavirus está provocando una deslocalización sin precedentes de trabajadores hacia entornos rurales
  • El truco desconocido para copiar y pegar en Windows 10 como un experto
  • Qué es un embudo de ventas y cómo aplicarlo para vender más.
  • Formulario de registro: ¿en un paso o en dos?
  • Cómo y por qué las empresas que crean marcas fuertes y memorables sobreviven mejor a las crisis
  • Continúa el crecimiento de las startups PropTech debido a la situación actual
  • Las consecuencias de no dar de baja una sociedad que está inactiva

Los hosteleros dicen que el teletrabajo no siempre está justificado

El teletrabajo ha sido una especie de salvavidas para la economía durante el confinamiento. Esta modalidad ha dado sus frutos como medida para disminuir el riesgo de contagios, y continuar desarrollando la actividad. No obstante, lo que para algunos supone una solución a su trabajo, para otros puede suponer el fin de su negocio.

Este es el caso de los establecimientos hosteleros ubicados alrededor de oficinas. Es por ello que, los autónomos propietarios de estos negocios piden que «se vaya retomando la actividad en la medida de lo posible. Respetamos que haya que tomar todas las medidas y protocolos sanitarios para volver al trabajo de forma presencial, pero también sabemos que, muchas veces, la implantación del teletrabajo no está del todo justificada«, señaló el presidente de Hostelería de España.

Gallego explicó que, desde el sector, son conscientes de la necesidad de prevenir contagios pero que eso «no quita para que, con todas las precauciones, volvamos a las oficinas». Según el presidente, sólo de esta manera, los negocios que vivían exclusivamente de la clientela de las oficinas cercanas podrán evitar el cierre definitivo.

Piden participar en la ley que regulará el teletrabajo

Muchos estudios afirman que el teletrabajo ha llegado para quedarse. De hecho, el Gobierno ya está elaborando una ley para regularlo. Sin embargo, esta normativa no está haciendo partícipe a sectores como el hostelero, uno de los más afectados por la medida.

«Es imprescindible que cuenten con los sectores a los que más va a castigar la modalidad del teletrabajo. Necesitamos fórmulas que nos ayuden a mantenernos, sino la disminución de empleo en la hostelería será muy grande», aseguró el director general de Hostelería de Madrid.

Los hosteleros piden que se les incluya en el diálogo social con los agentes sociales y el Gobierno: «queremos hablar de todos los factores que están haciendo que nuestra facturación caiga en picado. Para las empresas quizás el teletrabajo suponga un menor coste, pero el hecho de que muchos despachos se queden vacíos en lo que repercute directamente es en nuestro trabajo e ingresos«, señaló José Luis Armengol, portavoz de Hostelería Madrid.

Además,  Armengol pidió ayudas complementarias para salir adelante. Por ejemplo, «los impuestos tendrían que flexibilizarse, al igual que el mercado laboral se está flexibilizando. Ambas cuestiones tienen que ir en consonancia. No podemos estar teniendo unos costes tan altos porque supondría enterrar directamente los negocios«, concluyó el portavoz de Hostelería Madrid.

ANDREA GONZÁLEZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll UpScroll Up